Energías renovables: fuentes y tipos de energía | Enel Green Power

Las alternativas o fuentes de energías renovables son el futuro del consumo energético, y esto la verdad es una gran noticia, pues quiere decir que cada vez más la sociedad es consciente de la necesidad de cambiar los hábitos que hemos venido aplicando en el pasado.

En ese sentido, es importante conocer todos los tipos de energías, y no sólo aquellas limpias y renovables, sino que también aquellas que durante muchos años han desencadenado el cambio climático que, a pesar de ser bastante grave, aún estamos a tiempo de solucionarlo.

Por esta razón, te invito a continuar leyendo el presente artículo, ya que hablaremos de este tema tan importante mencionando los tipos de energía y la importancia que tiene hacer esa transición hacia un consumo de energías limpias y renovables.

¡Comencemos!

¿Qué son las energías limpias?

Primero es importante comentar que son las energías limpias, y como parece obvio, son aquella que no generan algún tipo de contaminación o daño para el ambiente, y esto se da especialmente por el hecho de que no emiten gases como el CO2 en ese momento que se están generando.

Las energías limpias son renovables en su mayoría, pero, como vamos a mencionar más adelante no todas las energías renovables son limpias, pero en líneas generales, si que está bien que exista una relación en estos dos términos.

Pero antes de entrar en materia, te adelantamos que las energías renovables son aquellas que no se agotan, ya se que porque su fuente de abastecimiento es inagotable (ejemplo, la energía solar) o porque la cantidad de su fuente es bastante.

Y en este caso si que podemos denotar un montón de alternativas, pero esto lo comentaremos más adelante.

Energía limpia: El presente y el futuro de la electricidad

Las energías renovables limpias son el futuro, y poco a poco se están convirtiendo en nuestro presente, ya que como sociedad hemos entendido que podemos aprovechar muchos recursos que nos ofrece la naturaleza para generar energía sin que esto sea contraproducente, por lo que se ve como un ganar – ganar.

Las mejores alternativas de energías renovables son claramente aquellas que no contaminan, como es el caso de aquellas que usan el Sol, la fuerza del agua o del viento y hasta el propio claro de la tierra, son agentes abundantes que tienen la facilidad de generar electricidad.

Es más, si analizamos más a fondo este tipo de energías podemos notar que se trata de alternativas que, además de producir la misma potencia y niveles que fuentes convencionales de energía, no tienen detrás esa emisión tan negativa de agentes contaminantes.

Esto básicamente deja claro que las energías renovables tienen un futuro ilusionante, pues tienen como expectativas convertirse en la fuente de energía eléctrica principal para la sociedad por la rentabilidad y desarrollo económico que puede ofrecer.

Eso si, es importante seguir concientización a la sociedad sobre la importancia que tiene el uso de este tipo de energía.

Pero, sí que es importante destacar que en los países menos desarrollados y regiones del mundo más bajas el desarrollo de estas energías sustentables es una realidad.

En fin, sólo queda notar su evolución en esta década, pero lo que está claro es que si crecimiento por ahora no tiene techo.

¿Qué energías son contaminantes?

Ahora si vamos a entrar en materia de energía, y me gustaría empezar por dejar claro de una vez las alternativas energéticas que históricamente y también al día de hoy siguen generando una increíble contaminación en el planeta.

Del mismo modo, aquí si es importante dejar claro que las energías contaminantes no son renovables, ya que conforme pasa el tiempo es necesario su regeneración, algo que lleva mucho tiempo y dinero.

En ese sentido, las principales energías contaminantes son:

  • Los combustibles fósiles.
  • La energía nuclear.

Y aquí hacemos otra pequeña división, ya que comentaremos los combustibles fósiles, siendo estos los siguientes:

  • El carbón.
  • El petróleo.
  • El gas natural.

A través de la combustión, estos se pueden convertir en energía, por lo que claramente son considerados como contaminantes, pues al quemarse producen CO2 y demás gases de efecto invernadero, contribuyendo claramente al cambio climático.

Al mismo tiempo, destacan por no ser renovables, y claro, es necesario el paso de miles de años para que nuevamente sea generados por la naturaleza.

¿Qué energías son renovables, pero no son limpias?

Ya comentamos anteriormente que los conceptos de energías limpias y energías renovables si bien, pueden ser un todo, no siempre van de la mano, y esto es importante dejarlo claro para evitar confusiones en el público.

Las alternativas energéticas que son renovables, pero no son limpias, son los biocarburantes y al mismo tiempo, la energía geotérmica, ya que tienen la capacidad de generar emisiones de CO2 y ácido sulfhídrico al extraerse.

En especial la energía proveniente de biocarburantes hay que destacar que su fuente no es “verde”, pues al quemar combustible las emisiones de CO2 son grandes.

¿Qué energías son limpias y renovables?

Ahora si entramos a la clasificación que nos interesa y debería interesarle a toda la sociedad por las próximas décadas, y es que las energías limpias (dejando claro que son renovables) son aquellas que se basan en la fuerza de la naturaleza para ser generadas, esto a través de diversos tipos de tecnologías enfocadas en la energía.

Dicho esto, pasemos a comentar los tipos de energías limpias y renovables, las cuales son:

  • Energía hidroeléctrica: Como su nombre lo indica, esa es la clase de energía que aprovecha la fuerza que el agua puede alcanzar y mediante una serie de mecanismos, generar electricidad.
  • Energía mareomotriz:Esta es la clase de energía que tiene su fuente en la fuerza que generan las olas del mar; es un sistema muy similar al hidroeléctrico.
  • Energía solar fotovoltaica:Con mucho futuro por delante, y es que a través de paneles que capturan los rayos de sol, pueden generar energía eléctrica para una casa, empresa y comunidades.
  • Energía solar termal:Al igual que el caso anterior, este tipo de energía ve su fuente de origen en el sol, sólo que en este caso es gracias al calor que este genera.
  • Energía eólica:La energía eólica es aquellas que aprovecha la fuerza de las corrientes de viento.

Los retos de hacer una transición hacia la energía limpia y renovable

Como todos los cambios importantes en la historia, esta transición hacia una energía limpia y sustentable tiene muchos desafíos que vencer.

Y en primer lugar, es importante que se creen políticas firmes que fomenten la descarbonización de la energía, además de hacer importantes inversiones en prácticamente todos los sectores.

Es importante y necesario que toda la infraestructura para cada una de esta s energías renovables y limpias sean duraderos, que se puedan reparar con facilidad y que cada vez consuman menos cantidades de energía.

Del mismo modo, es fundamental cambiar la mentalidad de la sociedad con respecto al uso de los equipos electrónicos, en especial con el uso excesivo que se les da, pero esto es algo que se viene haciendo desde hace un buen tiempo y si bien hay cambios positivos, estos van de forma muy progresiva.

A nivel político…

A nivel político es importante que exista una mayor facilidad para el acceso a recursos, aunque si es verdad que muchos países se están sumando de cara a poner en marcha un completo luz energético que sea limpio.

Pero si todos lo hacen al mismo tiempo, es muy probable que los materiales y demás recursos que se necesiten en este proceso puedan entrar en una especie de disputa.

Siguiendo lo dicho en el informe de The Role of Critical Minerals in Clean Energy Transitions, que se publicó por la Agencia Internacional de la Energía (EIA) en el mes de mayo de 2021 vemos como se analiza la disponibilidad de minerales y materiales como el litio, el níquel, el cobre y demás, los cuales son necesarios para hacer ese cambio en el sector energético a nivel mundial.

En ese sentido si que existe cierta preocupación, pues hay un claro desajuste en las ambiciones climáticas en el mundo y la cantidad de materiales que se necesitan para hacer esto realidad.

Los recursos en el planeta son finitos, por lo que si se quiere tener éxito en este proceso es fundamental reciclar todo lo posible, además de cambiar algunas cosas en la economía, de manera que todos estos materiales puedan ser aprovechados, pero, si es ilusionante que todos los países tienen el potencial para aprovechar las energías renovables. Pero todo pasa porque se creen las infraestructuras necesarias para ello.

Beneficios de las energías limpias y renovables

Hasta ahora hemos comentado toda la repercusión que pueden tener las energías renovables, ya sea positivas o negativas, la influencia que estas tienen y tendrán en el mundo es bastante grande.

De igual manera, pasemos a comentar todos los beneficios que pueden ofrecer:

Lucha contra el cambio climático

Para luchar contra el medio ambiente es fundamental dejar de hacer lo que nos ha traído a este punto, y pasar a las energías renovables y limpias es parte importante de este proceso, pues son energías que ofrecen una mejor calidad para el medio ambiente ya que no producen todos esos gases que tan dañinos resultan.

Son inagotables

Aquí sucede el caso contrario que con las fuentes convencionales de energía, y es que fuente como el carbón, el petróleo, el gas o la energía nuclear son finitas, en cambio, la gran mayoría de energías limpias si que no tienen tope, ya que su disponibilidad depende de recursos que son inagotables en gran medida.

Por eso la transición hacia este tipo de energía debe darse, ya que su desarrollo permite que sea sostenible para el planeta en le futuro y no ponga en riesgo a futuras generaciones.

Disminuyen la dependencia de energía

Esa naturaleza autóctona de las fuentes de energía limpias tiene una increíble ventaja que hace la diferencia, y esto se nota sobre todo en economías locales, además de brindarle a las personas de una comunidad mayor autonomía.

Las energías renovables pueden ser aprovechada a por todos los países, y es que los recursos naturales para su desarrollo están presentes, y en lugar de invertir importando combustibles fósiles para crear energía, se puede aprovechar en la creación de infraestructuras para su aprovechamiento.

Crecientemente competitivas

Las principales tecnologías energéticas renovables como la eólica, o la solar fotovoltaica, cuentan con el potencial (y lo están aprovechando) de reducir costes, algo que las hace competitivas y las pone en el mismo escalón que las tecnologías convencionales.

En ese sentido, las economías de escala, así como la innovación que están logrando las energías renovables hacen que resulten más rentables y sostenibles en el futuro por la economía, y claro, por el ambiente.

Razones para apostar definitivamente por las alternativas de energías renovables

Las energías limpias y renovables representan la mejor alternativa que tiene la humanidad para detener al cambio climático y todos los problemas que esto conlleva.

Y es que, si se deja pasar más tiempo, el efecto que tienen las industrias y el desarrollo tecnológico va a ser irreversible, como ya lo está empezando a ser.

Claros ejemplos de esto son lis sucesos que se dan en Groenlandia y el Ártico quienes por culpa del cambio climático han perdido gran parte de todo el hielo marino que décadas atrás tenían.

Y claro, todo esto conlleva a otros problemas más grandes, como aumento en el nivel del mar, y extinción de especies.

Todo esto es una viña de nieve que sigue y sigue creciendo, pero lo que está claro es que aún estamos a tiempo de solucionar este problema.

Pues tenemos en nuestras manos los recursos necesarios para hacer la transición hacia un futuro energético que no sólo es renovable, sino que también tiene la capacidad para evitar más contaminación.

Esto sin duda es algo que se debe aprovechar, y sí, afortunadamente se está logrado, pero está tendencia debe continuar hasta llegar a su consolidación.