El coste de instalación de celdas solares fotovoltaicas y sus características

El coste que tiene la ubicación de placas fotovoltaicas en una casa unifamiliar oscila entre el 0,8 y el 1.4 por cada kWh de consumo al año. Esto supone que el precio de un mecanismo de autoconsumo para una vivienda que consume 6.000 kWh anuales es de unos 5.000 € o 8.000 €

Los paneles solares que se utilizan en una casa y para un sistema de autoconsumo representan una forma idónea para reducir los gastos relacionados con el consumo de electricidad del recinto, gracias a que aprovecha la energía solar para ello, reduciendo así la cantidad de gases emitidos al medio ambiente.

Placas fotovoltaicas de autoconsumo para garantizar la electricidad de una vivienda

La instalación de los paneles fotovoltaicos de autoconsumo en una casa se trata de aquel sistema que se ubica sin desconectar la vivienda de la red de electricidad tradicional.

Esto permite a los usuarios consumir durante el día la electricidad que proviene del mecanismo de energía solar fotovoltaica y en las noches, o cuando sea necesario, tomar la que proviene de la red eléctrica. Esto permite el uso de electrodomésticos como la lavadora, por ejemplo, sin pagar por ello.

De esta manera el usuario solo paga la energía eléctrica que proviene de dicha red. Incluso se puede compensar esto al enviar a ésta la energía eléctrica generada en exceso por el sistema de autoconsumo.

Equipos que se usan en el proceso de instalación de este sistema

Los diferentes equipos o elementos que se usan en un sistema fotovoltaico, que aprovecha las energías renovables como la luz del sol para generar energía, y que se pueden instalar en viviendas, empresas y otros recintos son estos:

Los paneles solares

Este es el equipo básico propio de toda instalación de tipo solar, pues es el elemento que tiene como función principal captar la luz del sol para convertirla posteriormente en electricidad de corriente continua, por medio de las células fotovoltaicas.

El inversor de la energía

Se trata del aparato que tiene la función de transformar la corriente continua que viene de las placas solares en corriente alterna, que suele ser la que emplean los aparatos y electrodomésticos dispuestos en una vivienda.

Aunado a ello, este equipo se encarga de hacer un monitoreo del proceso de producción de la energía fotovoltaica del sistema. Junto a este dispositivo se coloca un cuadro de protecciones eléctricas que garantiza el funcionamiento adecuado de la instalación.

El contador de electricidad

Este es el elemento que tiene por función contabilizar la cantidad de energía eléctrica que se toma directamente de la red eléctrica y los excedentes que se producen por el sistema de autoconsumo y que se envían directamente a dicha red. Esto lo convierte en un contador bidireccional que hace los cálculos en KWh.

¿Qué tanto se ahorra con el uso del sistema de placas solares en la vivienda?

Según los cálculos elaborados por muchos expertos, una vivienda unifamiliar registra un consumo de energía eléctrica equivalente a los 512 kWh, que representa más del doble de los edificios residenciales y un 56% por encima del consumo medio. Al instalar en la casa unas 10 placas solares es posible ahorrar unos 600 € al año.

Claro está que esto es una estimación, pues existen diferentes factores que intervienen en el ahorro, tal como la potencia que se instala, pues entre más placas se colocan más ahorro existe. Además, el tipo de calefacción que se usa también tiene una gran influencia, pues algunas calderas se pueden usar sin pagar un euro por ello porque todos los KW que requiere proviene del sistema de autoconsumo.

Los hábitos de consumo que tienen las personas que conforman la familia también determina el nivel de ahorro que se logra con las placas solares fotovoltaicas. Por ejemplo, si el consumo de energía de la casa se hace durante el día y las horas de sol, se puede conseguir un ahorro del 20% en la factura mensual por encima de aquella vivienda que registra un mayor consumo durante la noche.

¿De cuánto es la inversión que debe realizarse para esto?

Una casa unifamiliar necesita entre seis y diez placas solares para cubrir su demanda energética. Ahora bien, el precio que tiene cada una de esas placas de tamaño medio es de unos 250 euros, a lo que debe sumarse el coste de la instalación y los demás equipos, así como los honorarios que cobran las empresas que llevan a cabo la instalación.

Es por ello que podemos calcular que contar con el sistema de autoconsumo con placas solares tiene un coste aproximado de unos 8.000 euros netos, sin contar las ayudar o subvenciones que proporcionan algunos organismos.

Las empresas que se encargan de fabricar las placas solares estiman que esta inversión se puede recuperar después de diez años, algo que representa una excelente rentabilidad a largo plazo, pues cuando se le hace el mantenimiento adecuado a este sistema, puede llegar a durar entre 25 y 35 años.

Una de las ventajas que ofrecen algunas de las compañías que fabrican e instalan los sistemas fotovoltaicos es que ofertan planes de financiamiento que hacen que la instalación no tenga que pagarse de una vez, sino en cuotas, dependiendo de las condiciones del contrato.

¿Cualquier tipo de vivienda puede usar las placas solares?

La verdad es que la gran mayoría de las casas unifamiliares pueden contar con la instalación de las placas solares fotovoltaicas. Sin embargo, algunas zonas turísticas no permiten esto porque consideran que puede afectar la imagen estética de la ciudad, razón por la cual lo mejor es indagar acerca de la normativa vigente al respecto en la zona en la que se encuentra la vivienda.

Aunado a esto, es importante que la terraza o el tejado de la casa esté expuesto a los rayos solares durante la mayoría de horas al día, pues de esa manera se garantiza e autoconsumo por más tiempo, por lo que el ahorro también será más alto.