Paneles solares para las comunidades de vecinos

¿En qué precio sale colocar las placas solares para una comunidad? ¿qué tanto dinero se usa en los paneles solares? Esto depende de la potencia, pues de 2 a 3 kWp sale en 3.500 € o 4.500 €; de 4 a 5 kWp cuesta entre 4.500 € y 6.000 €; de 6 a 7 kWp en 6.000 € o 8.000 €, mientras que desde 7 kWp puede costar 8.000 € o más

Hoy en día, el uso de los paneles solares se ha convertido en una necesidad imperante, tanto para el planeta como para la economía familiar, pues es un mecanismo que aprovecha la energía solar para producir la electricidad que se consume en un recinto. Su instalación es más económica si se hace en una comunidad de vecinos.

Las comunidades de vecinos que requieren paneles solares

En cualquier comunidad de vecinos no siempre es factible llevar a cabo la instalación de los paneles solares. Sin embargo, cuando esto sí es posible es necesario cumplir con diferentes requisitos de índole legal; por ejemplo, en España no todos los vecinos deben estar de acuerdo, pues basta con un porcentaje específico de ellos, equivalente a un 33% o más.

Las personas que aprueban esta instalación tienen que pedir permiso a la comunidad de vecinos, en vista de que esto supone un cambio de un elemento común, que exige una modificación en el título constitutivo, de acuerdo con lo establecido en el artículo 17.1 propio de la Ley de Propiedad Horizontal, así como en el artículo número 396 del Código Civil de la nación.

¿Por qué optar por el uso de paneles solares en las comunidades de vecinos?

El proceso de instalación de las placas solares en las comunidades de vecinos representa una gran transición energética a la que se llegará en un futuro no muy lejano. Con ello se empieza a gozar de una serie de beneficios, tanto a escala colectiva como individual.

Por ejemplo, la energía que proviene de este sistema se puede usar para elementos comunes de una vivienda, tal como los equipos destinados a su climatización, con lo que se logra una disminución en el pago de la factura común de electricidad al final del mes.

Otro de los beneficios interesantes que representa esto, es que al adquirir un sistema de paneles fotovoltaicos se puede vender la energía que sobra, siempre que se contrate esa modalidad que ya se puede solicitar en el país.

Los rayos solares forman parte del grupo de energías renovables que existen en el mundo, por lo que la instalación de un sistema de placas solares resulta muy beneficiosa para el medio ambiente, en vista de que no genera residuos que puedan contaminar.

Una de las grandes ventajas que representa este tipo de instalaciones de paneles solares en las comunidades, es que los involucrados realizan un pago mucho menor por la instalación, en comparación a lo que debería pagarse por la ubicación de los equipos en una sola vivienda.

Además, cuando se opta por el uso de placas solares se apuesta por un servicio que tiene una duración bastante extensa, teniendo en cuenta que los equipos suelen tener un período de vida útil equivalente a unos 25 años aproximadamente.

¿De qué manera debemos proceder para hacer la instalación de un sistema de placas solares dentro de la comunidad?

Para poder colocar en una comunidad de vecinos un sistema de placas solares con modalidad de autoconsumo, es necesario llevar a cabo una serie de procesos que no resultan tan sencillos, pero sí son factibles, pues esto es algo que exige la intervención de un gran porcentaje de los propietarios, que debe ser representado por un mediador.

Lo primero que se debe hacer es identificar el tipo de instalación de placas solares que se usará, así como el consumo de energía que hace la comunidad en general, para lo que se requiere un análisis bastante detallado, que puede ser elaborado por un experto en la materia.

Una vez que se ha compilado este tipo de información, es necesario comprar todos los equipos y elementos que sean necesarios, para lo que se requiere la asesoría de un profesional.

Después de esto se lleva a cabo el proceso de tramitación de los permisos y la contratación de la empresa que llevará a cabo el trabajo de instalación de los equipos, pues es algo que requiere la intervención de expertos para garantizar su máxima efectividad.

¿Y el coste de la ubicación de los equipos en la comunidad?

El coste que tiene la instalación de los paneles solares en una comunidad de vecinos es uno de los temas que más suelen preocuparnos, pues de eso depende el aporte que debe hacerse por cada propietario.

Sin embargo, para cada caso el precio de este proceso suele ser diferente, pues es una condición que depende directamente de cómo es el tejado de las viviendas, el tipo de edificio y la cantidad de pisos o casas que participan. Aún así, se estima que la inversión que debe hacer cada propietario oscila entre los 1.500 euros y los 2.000 euros.

Este precio parece una inversión bastante razonable para el ahorro que representa en la factura por consumo de electricidad en cada vivienda, pues con ella se puede llegar a un autoconsumo equivalente al 50% de la energía que requiere el hogar, por lo que el ahorro en la factura equivale a un 30% aproximadamente.

Una de las ventajas de esto es que cada propietario tiene la potestad de solicitar la cantidad de energía específica que requiere para su vivienda, dependiendo de la cantidad de tiempo que permanece en esta; es decir, no es una distribución estándar.

En cuanto al excedente de la energía que se produce con estos sistemas y que se envía directamente a la red de electricidad, la empresa contratada se encarga de hacer el análisis de esto y de esa forma calcula qué tanto se reduce el pago de la factura de cada propietario.