Energía solar ¿Que es y como utilizarla?

Una fuente de energía renovable es la energía solar fotovoltaica, la que se obtiene de la radiación solar directa, que llega a un panel solar, en el que lo transforma en energía eléctrica.

Este tipo de energía renovable se ha convertido en una herramienta muy útil para garantizar la electricidad en diferentes recintos, en especial en las comunidades más alejadas de las principales ciudades, donde se puede instalar un sistema de autoconsumo o totalmente independiente.

Esto representa una ventaja bastante considerable para el medio ambiente, en vista de que es un proceso totalmente ecológico, pues aprovecha la energía solar para convertirla en la electricidad que requiere una vivienda, comercio u otro recinto para funcionar adecuadamente.

¿Qué quiere decir el término energía solar?

El término energía solar hace referencia a un tipo de energía natural y renovable que se obtiene por medio de la radiación solar, que es una fuente totalmente inagotable. Asimismo y dependiendo del sistema instalado, podrá aprovecharse para producir energía térmica o eléctrica.

Este aprovechamiento de la luz solar resulta muy efectivo para instalar tanto en viviendas como en comunidades o locales comerciales. Incluso se está aplicando hoy en día para proporcionar el servicio de recarga a los coches eléctricos en varias estaciones ubicadas en todo el país.

Estos son los tipos más comunes

Como te indicamos previamente, dependiendo del sistema que se emplea para aprovechar el efecto fotoeléctrico de los rayos solares, la energía solar se puede clasificar en:

Energía térmica

Esta es la energía solar que se utiliza como fuente primaria para producir calor, que después se usa para diferentes acciones de índole doméstico o industrial, transformándose en energía mecánica y luego en electricidad.

Cuando se usa a escala doméstica, se aplica una estación solar térmica de baja temperatura, para lo que usa una serie de colectores conocidos como captadores solares que se ubican en el tejado o en la zona en la que más incide el sol.

Estos equipos se encargan de captar la radiación del sol y la transforman en calor, que pasa por un circuito compuesto por tubos de metal, el cual produce la energía necesaria para el uso normal del hogar como la calefacción y el agua caliente.

Sin embargo, este tipo de energía solar también se puede aprovechar a escalas grandes, por medio de una central térmica o una planta termosolar, que se caracteriza por instalarse en un terreno extenso en el que se colocan los colectores de energía solar que funcionan a alta temperatura, que supera los 500 grados centígrados.

Allí, la energía térmica se transforma en energía eléctrica, que abastece toda la red de electricidad tradicional en varias zonas, que resulta mucho más económica y permite la regulación de su producción.

Energía fotovoltaica

Como energía solar fotovoltaica se conoce al proceso a través del cual se obtiene la electricidad partiendo de la radiación solar que es captada por una serie de paneles solares que poseen células de silicio, cuya función es transformar los rayos del sol en energía eléctrica.

Tal como los anteriores, las placas o paneles se pueden instalar para uso doméstico en casas o edificios, así como en instalaciones grandes, que son las que se conocen como plantas fotovoltaicas.

En vista de que las placas o paneles fotovoltaicos no general calor, la energía que captan no se puede almacenar. Sin embargo, la energía excedente se puede enviar a la red de consumo si el sistema instalado lo permite. También se puede usar como única fuente de energía, en especial en viviendas ubicadas en zonas remotas.

Energía solar pasiva

Este es un tipo de energía solar que se obtiene por medio de una arquitectura bioclimática, que es un mecanismo que utiliza diversos materiales y orientaciones para usar la energía captada por un sistema durante el día, con la que se mantiene el recinto cálido en horas de la noche o reducir la temperatura en los días calurosos.

Este es un mecanismo moderno que utiliza la mejor tecnología para garantizar que los edificios se adapten bien a la temperatura que tiene el sitio en el que se ubican a cualquier hora del día.

¿De qué forma se produce la energía solar?

La producción de la energía solar se lleva a cabo por medio de unas células fotoeléctricas, colectores solares o heliostatos, que se encargan de captar la luz solar y convertirla en energía solar fotovoltaica o térmica. También se puede usar se manera pasiva en construcciones ecológicas y sostenibles modernas.

En realidad, la energía solar representa una de las fuentes de energía renovable más fáciles de producir, en especial la fotovoltaica, razón por la cual su uso se ha extendido actualmente a muchas locaciones en todos los países del mundo, en especial aquellas donde hay más horas de sol.

De hecho, en España se está utilizando con más frecuencia, a medida que pasa el tiempo, gracias a los beneficios que proporciona este tipo de energía renovable.

¿Qué beneficios aporta este tipo de energía?

El aprovechamiento de la energía solar trae consigo una serie de beneficios interesantes, entre los que destacan los siguientes:

Proviene de una fuente de energía que es inagotable y su proceso de transformación no genera residuos en el medio ambiente, por lo que se le considera como mecanismo ecológico.

Se puede reaprovechar, gracias a que los avances tecnológicos permiten su almacenamiento para un uso posterior, de acuerdo con la demanda.

Contribuye considerablemente con el desarrollo sostenible de las comunidades, gracias a que se puede adaptar a cualquier tipo de sociedad, terreno y necesidades.

Gracias a su alta demanda, el precio de la instalación de las placas solares se ha reducido, por lo que permite el acceso de casi todas las personas que desean contar con un sistema de autoconsumo solar.

Con este sistema se reduce el uso de los combustibles fósiles como el petróleo y sus derivados, que generalmente se utilizan en la producción de la energía eléctrica por medios tradicionales y que suelen dejar residuos contaminantes en el ambiente. Esto representa un salto valioso hacia la ecología.