¿Qué es y para que sirve un contacto libre de tensión?

Un contacto libre de tensión es aquel donde se puede conectar una carga sin ninguna limitación de tensión (dentro de las limitaciones eléctricas). Habitualmente se trata de relés libres de potencial que se utilizan para recibir una señal de on/off para el funcionamiento automático de algún equipo.

Relacionados directamente con los relés, el tema de los contactos libre de tensión es un tema extenso, en ese sentido, además de orientarte sobre cómo puedes encontrarlo, también vamos a comentar a detalle todo sobre los relés, así que continúa leyendo el contenido y toma nota. ¡Vamos a ello!

¿Cómo encontrar el Contacto libre de Potencial?

Hallar el contacto libre de potencial en un grupo electrógeno se puede lograr de manera sencilla al mismo tiempo que eficaz, claro, para ello se debe seguir una serie de pautas que iremos mencionando más adelante.

En primer lugar… ¿Qué es un contacto libre de potencial?

Claro, te he comentado que hallar en un grupo electrógeno el contacto libre de potencial, pero ¿Qué terminó es este? ¿Para qué sirve? Y la respuesta es muy sencilla.

Básicamente, un contacto libre de tensión es aquel donde se puede realizar la conexión de un actuado con todos los sistemas de corriente además de cualquier tipo de tensión, eso sí, siempre que se encuentre dentro de los límites eléctricos del propio contacto.

De manera habitual, los contactos libre de tensión están basados en relés. De igual manera, en este tipo de escenarios el uso de estos contactos de utilización no se encuentra condicionados a un tipo de tensión o de corriente.

No obstante, si la salida es por medio de un transistor, no está libre de tensión, debido a que la conexión de esta carga está ligada al suministro del transistor en el interior del dispositivo.

Y ahora… ¡Manos a la obra!

Para hallar el contacto libre de tensión en primer lugar se debe hacer una búsqueda del panel en el grupo electrógeno, y para ello se deben seguir estos pasos:

  • En el panel del grupo electrógeno se debe aflojar el tornillo que se indique.
  • El primer tornillo a aflojar es el que está ubicado en la parte superior derecha.
  • Luego, se afloja el tornillo de la parte inferior derecha.

Abrimos la tapa y…

Una vez se ha abierto la tapa del panel en el grupo electrógeno, es momento de hacer lo más sencillo, buscar el siguiente cable:

  • Puede depender según la distribución del panel, pero normalmente, en la esquina de la parte inferior izquierda hay un cable que se debe conectar con el terminal que presenta el inversor, y una vez realizado esto, el proceso se ha completado.

De igual manera, es importante contactar con un especialista que te oriente.

Y ya está, ¡Así de fácil!

De este modo tan sencillo se puede localizar el contacto libre de tensión o potencial.

Relé

El relé, inventado en 1835 por Joseph Henry, es básicamente un dispositivo electromagnético que trabaja un interruptor, el cual se encuentra controlado por medio de un circuito eléctrico, en el que a través de un electroimán y una bobina se acciona un juego ya sea de uno o más contactos, los cuales conceden la apertura o el cierre de otra serie de circuitos eléctricos que son independientes.

Debido a los relés son capaces de tener un control sobre un circuito de salida (su potencia es mayor a un circuito de entrada) puede se considerado en un sentido más amplio, como amplificador eléctrico.

Del mismo modo, estos se utilizaron como tal en telegrafía, llevando a cabo la labor de repetidor, los cuales creaban una señal nueva con corriente con origen en pilas locales con su origen en la débil señal que la línea recibe. En ese sentido, eran denominados como relevadores.

Diferencias entre interruptores y relés

Como ya comentaba en un inicio, un interruptor es un dispositivo que puede abrir o cerrar un circuito eléctrico con un tipo de accionar mecánico, mientras que por el lado de los relés, su tipo de accionar es eléctrico.

Asimismo, un interruptor diferencial corta la corriente eléctrica en caso de una fuga, y puede rearmar se mecánicamente. Un relé diferencial brinda señal eléctrica en caso de una fuga, pero, no puede cortar la cortar la corriente.

Historia

Como ya explicaba en un inicio, es Joseph Henry quien tiene la atribución de haber inventado el relé en el año 1835, el cual tenía el objetivo de optimizar su anterior versión de telégrafo eléctrico, desarrollado en primer lugar en el año 1831.

Un dispositivo sencillo llamado al día de hoy como relé fue incluido en la patente del telégrafo original del año 1840 por Samuel Morse. Como estaba descrito su mecanismo, este tenía un papel de amplificador digital, puesto que repetía la señal que iniciaba en el telégrafo, de modo que permitía que las señales tuvieran una mayor propagación siempre que se quisiera. Asimismo, el término de relé también se encuentra dentro del escenario de las operaciones electromagnéticas a partir del año 1860.

Tipos de relés

Existen diferentes tipos diferentes de relés, los cuales según la cantidad de contactos, la intensidad que pueden admitir, tipo de corriente de su accionamiento, el tiempo que presenta su activación y desactivación, cuando tienen bajo su control potencias grandes de denominan ‘contactares’, no relés.

Entre los diferentes tipos de relés destacan:

Relés electromecánicos

1. Relés de tipo armadura:Aunque son los de mayor antigüedad, todavía son los más empleados para diferentes aplicaciones. En este caso un electroimán genera la basculación de una especie de armadura al momento de activarse, abriendo o cerrando los contactos en función de si es N. A (generalmente abierto) o si es N. C (generalmente cerrado).

2. Relés de núcleo móvil:Con respecto al modelo anterior, estos presentan una formación con un émbolo (aspecto totalmente diferente a la armadura del caso anterior). Gracias a su fuerza de atracción mayor, es utilizado un solenoide en el momento de darle un cierre a sus contactos. En ese sentido, se utiliza especialmente en momentos que altas corrientes deben ser controlados.

3. Relé de tipo reed o lengüeta:Constituidos principalmente con una ampolla de vidrio y contactos por su interior, se encuentran montados sobre unas láminas metálicas delgadas. Estos contactos en su interior conmutan debido a la actividad por parte de una bobina, la cual se halla alrededor de la ampolla.

Relé de estado sólido

Se denomina relé de estado sólido a los circuitos de tipo híbrido, en general, están compuestos por:

  • Por un optoacoplador, el cual se encarga de aislar la entrada.
  • Por un circuito de disparo, encargado de detectar el paso por cero que presenta la corriente de red.
  • Y por último, por un triac o dispositivo parecido que ejerce como interruptor de potencia.

Asimismo, este tipo de relé debe su nombre al parecido que tiene con otro tipo de relé (electromecánico). Igualmente, es usado sobre todo en aplicaciones donde está presente un constante uso de los contactos del relé, esto en comparación a los relés comunes, puede provocar un desgaste mecánico serio, al mismo tiempo que puede conmutar amperaje elevados que en el contexto del relé electromecánico pueden destruir los contactos en poco tiempo. De igual manera, este tipo de relés pueden conceder una mayor velocidad para conmutar, velocidad que es mucho mayor a la que presentan aquellos relés electromecánicos.

Relé de corriente alterna

Cuando la bobina de un relé se estimula con corriente alterna, la circulación magnética que presenta el circuito magnético también es de tipo alterno, lo que genera una fuerza pulsante con doble frecuencia en la superficie de los contactos. Asimismo, en los relés de corriente alterna la resonancia que presentan los contactos se modifica para que no presenten oscilaciones.

Relé de láminas

Los relés de láminas eran empleados para la segmentación de frecuencias diferentes y, básicamente consiste en un electroimán, el cual se estimula de entrada con la corriente alterna, lo que atrae diferentes varillas con una sintonía para que se pueda resonar a frecuencias sendas de interés. De igual manera, la varilla que resuena es aquella que puede accionar su contacto, el resto no.

Relés de acción retardada

En líneas generales, son relés que debido por una particularidad en su diseño o en el sistema de suministro en la bobina, estos permiten contar de ciertos retardos ya sea en conexión o desconexión.

Relés con retardo a la conexión

En los relés el retardo de conexión se puede conseguir de manera mecánica si se aumenta la masa propia de la armadura, esto con el objetivo de conseguir una inercia mayor del sistema móvil, o en tal caso, incrementando la presión por parte de los resortes del relé que deben vencer a la fuerza de atracción de este.

De igual manera, también se consigue un efecto parecido de retardo cuando se utiliza corriente continua para el suministro del relé en una de las siguientes dos maneras:

Relé con resistor previo y capacitores en paralelo con la bobina

Cuando se suministra con corriente continua al relé, el capacitor que se encuentra descargado hasta entonces, origina una inicial corriente de carga intensa, la cual al momento de pasar sobre el resistor crea una caída apreciable en la tensión que se aplica sobre la bobina. Asimismo, cabe destacar, que siempre que exista una interrupción en el suministro del relé, el capacitor que se está descargando sobre la bobina, también va a establecer cierto retraso por parte de la desconexión.

Relé de 2 devanados con una corriente en oposición

Uno de este tipo de relés tiene una disposición que se basa en la presencia de dos devanados que se encuentran conectados en oposición, asimismo, generalmente se designan como principal y auxiliar, ya que respectivamente cuentan con un menor y mayor cantidad de espiras.

Al ser aplicada tensión de corriente continua, la corriente se asienta rápidamente sobre el devanado auxiliar al mismo tiempo que una mayor lentitud sobre el principal, esto se debe a la diferencia marcada en la reactancia inductiva de ambos devanados.

De este modo y gracias a que el campo magnético originado entre ambos devanados es opuesto, la actuación por parte del relé se va a generar cuando la fuerza magneto-motriz por parte del principal devanado sea mayor a la del devanado auxiliar y a los resortes que tiene el relé, con lo que se consigue el objetivo de retrasar la conexión.

Relés con retardo en la desconexión

De manera mecánica, también es posible lograr un retardo en la desconexión, aunque en muchos casos se ejecutan algunos de los sistemas mencionados a continuación:

Relé con capacitor en paralelo

Tal como Lindo a su nombre, este cuenta con capacitor que gracias a su condición en paralelo, cada vez que una interrupción se produzca en el suministro de corriente continua al relé, la desconexión va a resultar retardada debido a la descarga del mencionado capacitor en la bobina, el cual es un sistema que permite obtener tiempos muy precisos y, que según los valores de C y Rem consideración, puede rebasar un segundo largamente.

Relé con devanado adicional en un cortocircuito

Estos cuentan con dos de amados, uno denominado como principal y otro extra que se ubica cortocircuitado. Más allá de sí el devanado principal esté desconectado o conectado de la tensión de suministro, la variación de circulación va a inducir en el devanado extra una corriente que en caos de oponerse a la causa que la genera va a retardar esta variación, generando así un retardo ya sea en la conexión como en la desconexión por parte del relé.

Relés con retención de posición

Este tipo de relés cuentan con un diseño en el que presentan remaches de remanencia elevada, los cuales se ubican en el interior de una serie de orificios practicados dentro del núcleo y su armadura, además de su coincidencia exacta.

Gracias a su rectificado perfecto por parte de las caras polares, estas al entrar en contacto durante el cierre del circuito magnético en el relé van a mantener su posición a pesar de que exista una desconexión por parte de la bobina, regresando a su posición inicial de reposo únicamente cuando una corriente que esté en sentido contrario lo abra de nuevo.