¿ Que es y para que sirver un enchufe Schuko ?

El enchufe Schuko es la denominación habitual por la que se conoce un sistema de toma de corriente formado por una base y clavija, que el estándar CEE 7/4 define comoTipo F”.

Este tipo de enchufes los cuales se componen de clavijas y una base, son los más utilizados en Europa, y España no está exento de ello. Además, los enchufes Schuko cuentan con una serie de características que hacen de este enchufe diferente al resto de los modelos, en los cuales varía la clavija, la base del enchufe, el toma corriente e incluso la potencia de electricidad que esté es capaz de resistir.

Y es que en lo que respecta a los diferentes enchufes que existen, podemos distinguir entre 16 e incluso más tipos de tipos de estos alrededor del mundo, siendo los más comunes en el marco europeo CEE, aparte de los enchufes Schuko (tipo F), los enchufes más sencillos del tipo C y los del tipo E.

Por esta razón es que en el presente artículo vamos a tratar sobre el enchufe Schuko, los cuales a pesar de ser los más comunes presentan muchas interrogantes a su favor, así que mantén la atención y toma nota. ¡Empecemos!

¿Qué son los enchufes Schuko?

Como ya comentaba al inicio de este artículo, los enchufes de tipo Schuko son las bases y clavijas que en el territorio europeo reportan mayores índices de uso.

Asimismo, su correspondencia se con el estándar CEE 7/4 y, con respecto a los enchufes tipo C, los cuales son más sencillos, los enchufes Schuko disponen de una toma de tierra, por lo que al conectarse a este sistema de seguridad para el usuario contra los equipos conectados a la red eléctrica, si se llega a presentar algún fallo en la instalación, cualquier descarga eléctrica será conducida hacia la tierra, lugar donde será neutralizada por parte de los electrodos o jabalina.

Básicamente, la conexión con la toma de tierra está ubicada en la zona de la base del enchufe, específicamente en los dos contactos planos ubicados en las zonas laterales superiores de este.

A su vez, la clavija o también conocida como enchufe Schuko macho, cuenta asimismo de una estructura que le concede un acople perfecto con la toma de tierra, evitando que las varillas se encuentren al descubierto.

En ese sentido, los enchufes Schuko tienen un diseño enfocado especialmente para aquellos sistemas monofásicos con potencial de 230 V y 50 Hz, cuyas corrientes no rebasen los 16 amperios.

El par de varillas cilíndricas propias de los enchufes de tipo Schuko macho, son el neutro y el contacto a la fase, los cuales se encuentran en cualquier instalación eléctrica para la corriente eléctrica pueda fluir a través de la diferencia de cargas.

Los conectores IEC

  • Aquellos conectores de tipo C1 y 3, los cuales coló tienen dos clavijas que no son polarizadas y resisten un máximo de hasta 0.25 A. Asimismo, son utilizados en las máquinas eléctricas de afeitar por ejemplo.
  • Los conectores con clase de C3 y C4, además de contar con dos clavijas que no son polarizadas, cuentan con la diferencia respecto a las clases anteriores de que pueden soportar un máximo de 2.5 A. No obstante, ya casi no se usan.
  • Conectores de tipo C5 y C6, conocidos de manera más informal como “Mickey Mouse” debido a su forma, estos cuentan con tres clavijas y resisten hasta 2.5 A y, son utilizados especialmente en proyectores o portátiles.
  • La clase de conectores C7 y C8 cuentan con dos clavijas y, al igual que los anteriores, soportan 2.5 A. Se utilizan en los equipos de video como proyectores, DVD y demás equipos.
  • Los conectores de la clase C9 hasta la C12 son todos en desuso. Eran una clase de conectores con dos clavijas y resistían 2.5 A (C9 y C10) y 10 A (C11 y C12).
  • Los conectores de clase C13 y C14 con tres clavijas y 10 A de resistencia, son actualmente los más usados (sobre todo en neveras, lavadoras e incluso ordenadores).
  • Los conectores clase C17 y C18 son una variante de aquellos de clase C13 y C14, ya que contienen dos clavijas y resisten un máximo de 10 A.
  • Los conectores de tipo C19 y C20 cuentan con tres clavijas y soportan 16 A. Son usados en maquinaria industrial o servidores con alto rendimiento.
  • Y por último los conectores de clase C23 y C24, similares a las clases del punto anterior, con la diferencia de que cuentan con dos clavijas.

Características Del enchufe Schuko

A simple vista puede parecer un equipo sencillo y fácil de reconocer, claro, es un tipo de enchufe para nada complejo, pero, si nos vamos al detalle de sus aspectos característicos, al igual que cualquier dispositivo hay otros factores que nos dejamos de lado, es por ello que destaco las principales características de los enchufes Schuko a continuación:

  • El enchufe y la toma tienen un equipamiento (contactos) con protección a tierra.
  • Se componen de dos clavijas, y su función principal está enfocada al contacto directo con la fase y también el neutro. En lo que respecta a la conexión a tierra, dispone de dos contactos planos por sus laterales.
  • Debido a la simetría que presenta su diseño y el de los enchufes, pueden conectarse incluso girados hasta los 180 grados.
  • Son usados especialmente en circuitos con potencial de 230 V y corriente menores a 16 A.
  • Se pueden adaptar con clavijas de tipo C.
  • A diferencia de los enchufes machos, estos se constituyen con clavijas híbridas entre cada tipo.

Hablemos sobre sus beneficios

Ahora que tenemos conocimiento de sus principales aspectos característicos, es momento de enfocarnos ahora con sus principales beneficios:

  • Al ser de los enchufes más utilizados sobre todo en Europa, no son necesarios los adaptadores para poder utilizar este tipo de enchufe.
  • La gran mayoría (por no decir todos) los equipos electrónicos como lavadoras, neveras y demás, usan este tipo de enchufe.
  • Son competentes e ideales para la utilización en la vida cotidiana. Además, gracias a todos sus requerimientos de seguridad nos brindan la protección adecuada al usarlos.
  • Tienen compatibilidad con enchufes de tipo C. Es más, entre ambos presentan muchos aspectos similares. Sus diferencias están básicamente en que esté último cuenta con una toma de tierra que hace la conexión en el enchufe, del resto, no hay mayores cambios.

Tipos de enchufes, zócalos y extensiones Schuko

Antes de entrar en materia sobre los diferentes tipos de enchufes Schuko, es necesario conocer en primer lugar que es el CEE 7.

El CEE 7 es básicamente un estándar para los enchufes comunes y de corriente alterna. En ese sentido, tanto el enchufe CEE 7/3 como el CEE 7/4, son denominados normalmente como Schuko.

Ahora sí, pasemos a comentar sobre los diferentes tipos de enchufes, zócalos y extensiones de Schuko:

Zócalo Schuko tipo CEE 7/3

Dispone de dos ranuras y dos clips de tierra. Asimismo, todos sus variantes de salida se encuentran empotrados para la asegurar que el contacto entre las clavijas y los dedos no sea posible, aunque no estén Insertados en su totalidad los enchufes.

Enchufe Schuko CEE 7/4

Este tipo de enchufe se caracteriza por resistir un máximo de hasta 16 A y 250V, además de tener unas clavijas, las cuales de línea y neutro presentan un diámetro aproximado de 4,8 mm.

Enchufe Schuko de ranura extra

Este tipo de enchufe se caracteriza por aceptar el pin de tierra propio en ella enchufes CEE 7/5. En ese sentido, este es un enchufe que puede encajar en los tipos de enchufes híbridos (Schuko y French).

Enchufe Schuko tipo tapón

De la mano de un buen agarre, tiene la cualidad de fomentar una extracción del enchufe más sencillo. Además, gracias a la posición de su empuñadura, este enchufe cuenta con una entrada para el cable lateral en sustitución de la convencional entrada superior.

Enchufe Schuko de anillo giratorio

Esta variante dispone de un anillo giratorio para la activación y desactivación del contacto, además, esta es una rotación fija, la cual no se refiere a la posición del interruptor.

Enchufe Schuko de interruptor giratorio

Este es un cable de extensión tipo Schuko de salida triple y enchufe, el cual presenta un adaptador para el interruptor y una luz indicadora. Además, cuenta con un interruptor de apagado y encendido.

Extensión DUOversal con una salida triple

En este caso cada una de las tres salidas puede ser utilizada tanto para un enchufe tipo Schuko o en su defecto, dos Europlugs. Además, el cable de extensión se cataloga en 16 amperios, 250 V. Cabe destacar que también existe una versión de seis salidas.

También Hay Sin Conexión a Tierra

El zócalo sin la conexión a tierra de tipo Schuko cuenta con un diseño que genera una situación con un mayor potencial de inseguridad, ya que los clips de tierra de tipo Schuko no logran hacer contacto con el sistema de puesta a la tierra.

Normalmente, es preferible que los enchufes que no disponen de conexión a tierra deban tener cierta disposición que no les permita la accesibilidad para aquellos enchufes de tipo Schuko.

Ventajas de los enchufes Schuko

Las principales ventajas de los mencionados enchufes Schuko son bastantes. En ese sentido, entre las ventajas que más destacan son aquellas que conceden la aceptación de los diferentes tipos de clavijas de las diferentes variantes de enchufes macho, como lo es el caso de aquellas clavijas de tipo C, Europlug y aquellas de tipo E+F.

De igual manera, al ser un tipo de enchufe muy común sobre todo en Europa, sumado al hecho de que permiten la conexión con otro tipo de clavijas, no es necesario el hecho de tener que emplear un adaptador para un enchufe Schuko, algo que no sucede con otro tipo de enchufes.

En ese sentido, un adaptador para enchufes Schuko suele ser requerido para transformar su diseño estándar a un enchufe Schuko de tipo trifásico o, para realizar el ajuste de las clavijas a los toma-corriente que se pueden encontrar en otros países alrededor del mundo, como en muchos casos suele ser América del Norte.

Y por último, pero no menos importante, es necesario destacar que este tipo de enchufes cuentan con la ventaja de poder funcionar con una amplia variedad de equipos eléctricos y electrónicos, ejemplo de ello son las computadoras, hornos eléctricos, lavadoras y por supuesto, la gran cantidad de los equipos electrodomésticos.

Origen del enchufe Schuko

Primero vamos a destacar el origen de su nombre, y es que el término ‘Schuko’ tiene su punto de partida del alemán Schutzkontakt, palabra que significa en español ‘contacto de protección’.

Asimismo, los enchufes de tipo Schuko se han fabricado inicialmente en Alemania a partir del año 1925. Esta invención se le atribuye al fabricante de origen bávaro Albert Büttner, quien además de fabricar diferentes accesorios eléctricos, fue el adquisidor de la siguiente patente: DE 489 003, esto en el año 1930.

Al día de hoy, las diferentes variantes de los primeros diseños de enchufes Schuko, han dado pie a su distribución alrededor de diferentes regiones en todo el mundo, llegando al punto de estar presentes en aproximadamente 40 países, de los cuales su mayoría están en el territorio europeo.

¿Cómo conectar un enchufe Schuko?

El proceso de conexión con los enchufes Schuko en realidad es bastante sencillo. Pará que este funcione la clavija debe estar conectada a la base que tiene el enchufe (toma de corriente) con el objetivo de que los orificios de ella estén cubiertos.

En el momento que se lleva a cabo la conexión, es implementado un contacto directo con la toma de tierra, quien se encarga de brindar protección a las personas de una electrocución. Es más, el contacto con esta toma de tierra se genera está presente incluso antes de que el neutro y las varillas de la fase entran en conexión, evitando que las personas puedan tocarlas por accidente.

Las muescas que no son conductoras, las cuales se ubican en ambos lados, en la clavija y la base, tienen la función de que el enganche esté reforzado durante las conexiones grandes y más pesadas.