Las placas solares flexibles: conoce sus ventajas y desventajas

Las placas o paneles solares flexibles tienen un mecanismo interno que hace que la radiación solar sea captada por las células de silicio sin que sea necesaria una estructura rígida. Suelen estar hechas en plástico o aluminio, con una cubierta de silicio transparente que es conductora

Hoy en día en el mercado actual es posible encontrar diferentes tipos y modelos de paneles solares que cuentan con una serie de características que permiten su instalación en lugares específicos en los que se aprovecha la energía solar para la generación de electricidad. Uno de esos tipos son las placas flexibles, que resultan muy útiles para las superficies que no son totalmente planas.

¿Qué caracteriza este tipo de elementos?

Todos los paneles solares flexibles destacan principalmente porque no cuentan con el marco metálico propio de otras placas y que les aportan rigidez. También carecen del cristal en su parte superior, por lo que se pueden doblar con facilidad.

Debido a que son elementos flexibles se adaptan fácilmente a la superficie en la que se instalan, por lo que suelen usarse con mucha frecuencia en los barcos, en las autocaravanas, yates, furgonetas y demás objetos en los que no resulta fácil la aplicación de otro tipo de panel.

Incluso se pueden aplicar en viviendas en las que el tejado no es totalmente plano y se ha popularizado su uso en elementos de montañismo, pues son muy livianas y súper fáciles de usar.

Cuentan con un diseño bastante innovador, en vista de que las células están fijadas a una estructura plástica o metálica, con una capa protectora por encima.

Este tipo de paneles se elaboran con células de silicio monocristalino, razón por la cual ofrecen un rendimiento bastante considerable.

¿Qué tipos de placas flexibles están disponibles en el mercado actual?

Hoy en día es posible encontrar diferentes tipos de paneles fotovoltaicos flexibles, cuyas diferencias radican principalmente en el material que se utiliza como soporte para su fabricación:

Paneles semi rígidos

Se refiere a las placas que no permiten enrollarlas completamente, pero sí tienen cierto grado de flexibilidad que les ayuda a adaptarse a las superficies con curvaturas.

Paneles con base de tela

Se refiere a las placas que usan una tela especial como base, permitiendo así que se transporten con mucha facilidad. Incluso algunos modelos se pueden enrollar sin que el panel sufra algún daño.

Paneles de soporte plástico

Suelen ser las placas fotovoltaicas flexibles más resistentes que las de base de tela, por lo que están hechos de ETFE, que puede soportar bien los elementos que las componen, al tiempo que tienen una ligereza bastante considerable.

¿Por qué resulta ventajoso el uso de paneles solares flexibles?

Aplicar los paneles solares flexibles para mejorar la eficiencia energética de un lugar específico es algo que tiene una serie de ventajas, las cuales te mencionaremos a continuación:

Son placas muy ligeras

En vista de que no tienen estructuras de soportes muy complejas, estas placas son bastante ligeras, algo que resulta muy beneficioso a la hora de manipularlas, pues el proceso se hace mucho más sencillo.

Elevada resistencia

Son elementos que tienen la capacidad de aguantar tanto cargas de nieve como vientos extremos, por lo que resultan aptas para ser usadas en lugares en los que las condiciones climáticas y atmosféricas son fuertes.

Pueden trasladarse fácilmente

Estos equipos pueden trasladarse con mucha facilidad, gracias a que se pueden doblar y su peso es muy bajo, razón por la cual son ideales para cargar la batería de los equipos que se usan en el senderismo, por ejemplo.

Menos coste de instalación

Los paneles solares flexibles tienen la particularidad de que su coste de instalación es mucho menor, en comparación con los demás tipos de placas existentes en el mercado actual, en vista de que no exigen un gran esfuerzo, son muy livianos y se pueden adherir a las superficies con velcro, cinta adhesiva o pegamento, dependiendo del tiempo que se utilizarán.

Nivel elevado de flexibilidad

Sin lugar a dudas, la máxima ventaja que poseen estos paneles solares es que poseen un nivel de flexibilidad que los hacen adecuados para las superficies que tienen cierta curvatura, como el techo de una embarcación, un vehículo, entre otros.

Energía totalmente limpia

La energía que usan estas placas fotovoltaicas es totalmente limpia, al provenir de una fuente tanto natural como inagotable: el sol. Precisamente por ello resultan perfectas para garantizar la energía por autoconsumo o sistemas aislados, según el tipo de locación en la que se ubican. De hecho, se pueden usar para alimentar una estación depuradora de aguas residuales, reduciendo así el consumo de energía proveniente de la red.

No exigen mucho mantenimiento

Estos elementos no requieren el cumplimiento de un plan de mantenimiento muy frecuente, por lo que no hay que gastar mucho dinero en ello. Además, tienen la particularidad de que su nivel de potencia no disminuye con el paso del tiempo.

En el caso en que se usen estas placas para sistemas totalmente aislados, requieren el uso de un banco de baterías, ya sean de litio o de plomo, en vista de que estas celdas funcionan como un cargador de baterías, las cuales tienen almacenada la energía para que esté disponible cuando se requiera.

¿Tiene algún inconveniente o desventaja la aplicación de estos elementos?

Aun cuando son pocas, las placas solares flexibles sí presentan algunas desventajas, tales como:

Precio más elevado

Al compararlas con las placas convencionales, las flexibles suelen tener un precio más elevado, en vista de que sus niveles de producción son menores porque se usan principalmente en embarcaciones y vehículos tipo furgonetas o autocaravanas.

Menos duraderas

Como el silicio con el que están fabricadas estas placas es más delgado, incluyendo las Sunpower, tienen un período de vida útil más corto que el de los demás tipos de paneles convencionales, pues no cuentan con una capa protectora de vidrio ni un marco metálico rígido.

Garantía menor

Debido a esto, las empresas que fabrican este tipo de placas suelen ofrecer un tiempo de garantía menor que el de los demás tipos de paneles del mercado.