¿Qué son los inversores de conexión a red utilizado en la energía solar?

Los sistemas solares fotovoltaicos conectados a red funcionan a través de uno o varios paneles solares fotovoltaicos que generan electricidad en corriente continua.

Dicha energía se transforma mediante uno o varios inversores para conexión de red en corriente alterna y se inyecta en paralelo a la red pública la generación lograda, ya sea para autoconsumo o para el uso de sistemas interconectados.

Estas instalaciones no deben estar asociadas solo con la incorporación de placas solares pues existen otros componentes que permiten generar electricidad proveniente de la energía solar.

Este el caso de los sistemas de monitorización, soportes y una de las piezas claves como el inversor, pues a través de el se podrá disfrutar del autoconsumo solar con corriente máxima.

¿Qué es un inversor de conexión a red?

Es el componente de los sistemas solares fotovoltaicos cuya finalidad es convertir en electricidad la energía que han generados los paneles solares.

La energía que producen los módulos solares se transforma en corriente continua, la cual no puede ser utilizada en las casas ni puede ser inyectada a la red eléctrica.

Por ello los inversores para placas solares, convierten dicha energía en corriente alterna de 12v para que pueda ser consumida de forma segura y servirá hasta para cargar un Vehículo híbrido eléctrico.

Funcionamiento de los inversores de corriente para placas solares

Cuando las placas fotovoltaicas reciben la luz solar se produce corriente continua, debido al movimiento de los electrones que se encuentran presentes en las células fotovoltaicas del panel solar; es allí donde comienza el papel del inversor solar, al convertirla en corriente alterna.

De igual manera, el inversor también facilita la supervisión del correcto funcionamiento de la instalación, pues son reguladores de carga capaces de parar la producción de energía en caso de que se presente alguna anomalía para evitar cualquier tipo de riesgo.

Adicionalmente optimiza el rendimiento global de la instalación pues se aprovecha al máximo la energía de cada una de las placas solares fotovoltaicas.

Respecto de su instalación, es necesario tener en cuenta el correcto funcionamiento de todos los circuitos eléctricos de la vivienda, al igual que la ubicación del inversor, las conexiones y los fusibles.

Características del inversor solar

  • Su función principal es transformar la corriente continua en corriente alterna, para que pueda ser usada en cualquier dispositivo eléctrico.
  • Optimiza la producción de energía que generan las placas solares y maximiza el rendimiento del sistema.
  • Como contienen equipos de protección, es posible llevar a cabo un seguimiento de la actividad eléctrica y el rendimiento, pues en caso de anomalía detiene de manera automática la producción para evitar un fallo del sistema e incluso un cortocircuito.
  • Registra y recopila los datos de producción que permite verificar el correcto funcionamiento de la instalación, además de solucionar cualquier problema.

Tipo de inversores solares

Existen varios tipos de inversor solar, los cuales van a depender de la potencia instalada, la configuración eléctrica, su finalidad o la aplicación del sistema fotovoltaico; los inversores más comunes son los siguientes:

Inversores monofásicos

Son aquellos que se emplean el sistema monofásico, pues emplean una fase y una única corriente alterna; la tensión normalizada de este tipo de redes se fija en 230 voltios aproximadamente, lo cual permite instalar una potencia máxima de 14,49 kW.

Es importante destacar que el inversor monofásico más potente del mercado es de 8,2 kW. Este tipo de instalación es bastante común, pues se utiliza en gran mediad para calefactores y sistemas de iluminación.

Inversores trifásicos

A diferencia de los anteriores, están formados por 3 fases y 3 corrientes alternas distintas, su tensión normalizada se fija en 380 -400 voltios y 50Hz; por consiguiente, se utiliza para grandes instalaciones como, por ejemplo, casas con piscinas o grandes empresas donde las dimensiones de las instalaciones fotovoltaicas son de mediano o gran tamaño.

Con conexión a la red

Con este tipo de sistema, podremos verter excedentes de energía a la red eléctrica, pies estos inversores transforman la energía solar que proviene de las placas solares en electricidad que puede ser consumida a nivel doméstico. Entre los inversores eléctricos conectados a la red tenemos:

Inversores string o en cadena

Este tipo de inversores centralizados, se emplean normalmente en sistemas fotovoltaicos instalados en tejados que no se ven afectados por las sombras.

Son muy usados además de ser bastante económicos, el mantenimiento es bastante sencillo y no supone costes adicionales.

Cada uno de los paneles se conecta en serie, de tal manera que, si alguna de las placas instaladas se ve afectada por la sombra en cualquier momento del día, la potencia total de la cadena de paneles se reducirá considerablemente hasta llegar a la potencia del panel afectado. Por ello es ideal para aquellas zonas donde la radiación solar sea constante.

Micro inversores

Cada panel contiene un inversor de energía solar que transforma la energía de corriente continua en corriente alterna desde el propio tejado y la producción generada por un panel no afecta al resto disminuyendo su rendimiento.

Con esta tecnología, se conseguirá mayor rendimiento y mayor eficiencia del sistema fotovoltaico.

Híbridos

Este tipo de inversores, además de transformar la energía que proviene de los paneles solares, también gestiona la carga y descarga de la misma en sistemas de baterías, para usarla es los momentos en que los paneles no están produciendo energía.

Intercala el uso de las baterías con el inversor, pues cuando las baterías tienen bajo nivel, el inversor intercede consumiendo la energía procedente de la red eléctrica externa, todo ello para hacerlo más autosuficiente y ahorrar el máximo de energía posible.

Optimizadores de potencia

Se ubican en la parte trasera de las placas solares y la energía la envía a un inversor centralizado, buscando potencia sobre cada panel y no sobre el conjunto, por lo que consigue localizar el punto donde se genera mayor potencia, mejorando la eficiencia de la instalación.

Módulos inteligentes

Son una versión mejorada de los optimizadores de potencia y están integrados en las placas solares, los cuales miden el rendimiento por panel solar, reducen el coste de mano de obra y tienen bajo mantenimiento.