Compensación por excedentes de autoconsumo

El crecimiento actual del autoconsumo fotovoltaico se ha dado especialmente por esa capacidad de ahorro que brinda la compensación por excedentes de autoconsumo, y es que no solo ahorras por el hecho de dejar de usar la energía eléctrica de la red, sino que sacas provecho por la que no consumes de tu instalación fotovoltaica.

Debido al Real Decreto que se aprobó en 2019, ya está permitido que los excedentes de autoconsumo generados se puedan verter a la red a cambio de cierta compensación económica.

Claro, esto sólo ha fomentado aún más esa transición hacia el mundo de la energía solar fotovoltaica.

Por esta razón te invito a que continúes leyendo este artículo, ya que hay mucha información al respecto que vamos a tocar sobre la compensación por excedentes de autoconsumo. ¡Vamos a ello!

¿Qué quiere decir verter los excedentes a la red eléctrica?

En un inicio se comentó que las comercializadoras pueden compensar económicamente a los usuarios que viertan a la red eléctrica los excedentes de su instalación fotovoltaica.

Esto básicamente quiere decir, que tú puedes tener un pequeño beneficio económico por verter la energía solar generada por tu sistema fotovoltaico que no lograste consumir.

En ese sentido, este excedente podrá ser prescindido, sencillamente ser almacenado en una batería, o una opción bastante interesante, la de verterla a la red a cambio de una compensación económica y claro, otra opción muy similar es la de vender esa energía restante al mercado eléctrico.

Dicho esto, hay que dejar claro el hecho de que existen diferentes modelos de autoconsumo con y sin excedentes; pero esto lo comentaremos más adelante.

¿Cómo funciona la compensación por excedentes?

Ya se comentó en el punto anterior que la energía que no se llegó a consumir de la instalación fotovoltaica se puede mandar a la red.

Asimismo, mediante un contador bidireccional, vamos a poder registrar la cantidad total de energía que es consumida y la cantidad que se vierte a la red, por lo que de hacerlo tu tendrás la capacidad de calcular el descuento que percibes en tu factura de luz.

Partiendo de esta base, la compensación por excedentes simplificada se va a ver reflejada en tu factura de luz mes a mes como una especie de descuento que hacen, restando el valor del concepto de energía consumida de la red con la cantidad de energía que es vertida a la misma.

Eso si, hay que considerar que como máximo, este valor que tiene el término de energía en la factura de luz va a ser de 0€, puesto que las comercializadoras no van a poder abonar los beneficios de dichos excedentes.

Al día de hoy, y, considerando a los precios de la luz en los diferentes mercados eléctricos, este modelo de compensación por excedentes a un precio de mercado (también indexado), va a resultar más positivo para el consumidor en relación al precio fijo.

De igual manera, para calcular el precio de mercado que tiene la energía excedentaria, se va a valorar el precio medio horario que se consigue de los resultados del mercado diario por cada hora, y en dicha factura de luz, se va a reflejar como un precio medio total.

Requisitos para formar parte de la compensación por excedentes

Según el Real Decreto 244/2019, para acogerse a esta modalidad y lograr una reducción en la factura de luz gracias a tu instalación de autoconsumo fotovoltaico, hay que seguir las siguientes condiciones:

  • La potencia que se tenga instalada no debe superar a los 10kW, un requisito que todas las viviendas cumplen.
  • La principal fuente de energía debe ser de origen renovable.

Cabe destacar, que la compensación por excedentes en las instalaciones de autoconsumo colectivo también se puede acoger a la compensación de excedentes entre cada propietario de una instalación compartida.

Tipos de autoabastecimiento

Aquí ya entramos en otro tema fundamental para comprender mejor todo el tema de la compensación por excedentes de autoconsumo.

En este aspecto, el autoabastecimiento eléctrico puede dividirse en dos tipos, las que tienen excedentes y las que no tienen excedentes, y por supuesto, las comentamos a continuación:

Sin excedentes

Aquellas instalaciones de autoconsumo sin excedentes están compuestas por un equipo que no puede verter la energía a la red, esto quiere decir que se trata de un sistema de antivertido que impide trasladar los excedentes del consumo de energía a dicha red de distribución y, por lo tanto, no se va a recibir una compensación económica por esto.

Como puedes notar, este es un caso en el que el titular es el único encargado de su instalación, por lo que, en caso de darse algún incumplimiento de los trámites o medidas previas o posteriores a la instalación de los paneles solares en la vivienda, será esta persona quien se haga responsable ante este inconveniente.

Claro, si se trata de una instalación fotovoltaica de autoconsumo que proviene de un colectivo, si se podrá optar a recibir dicha compensación por excedentes siendo esto un acuerdo entre todas las personas de la comunidad.

Así como el reparto de los excedentes que cada uno va a recibir para que posteriormente se traslade toda esa información a la comercializadora.

Pero en líneas generales, el autoconsumo sin excedentes cuenta con una sencilla tramitación, pues sólo está exenta de hacer una solicitud de los permisos de acceso y las conexiones, al igual que los avales de garantía para dicha conexión.

Con excedentes

Las instalaciones de autoconsumo que cuentan con excedentes si que tienen la capacidad para aprovechar la energía solar excedente que no se ha logrado consumir, por lo que de esta manera se va a verter a la red eléctrica.

De igual forma, es importan considerar en todo caso dos modalidades que hay en esta categoría, las cuales son:

Autoconsumo con excedentes sin compensación simplificada

Este es básicamente el tipo de autoconsumo con excedentes que no está acogida a una compensación, la cual se denomina también como compensación simplificada por excedentes.

En esta modalidad de autoconsumo con excedentes, el usuario cuenta con la posibilidad de verter a la red aquel excedente de energía que su instalación fotovoltaica ha generado de más, y que por ende no logro consumir en su totalidad.

En ese caso concreto, no se va a recibir una compensación económica, más bien se va a vender dicha energía que no se consumió en el mercado eléctrico al precio actual que esté en el mismo.

Si deseas conocer los precios actuales del mercado, la Red Eléctrica de España presenta en su web toda la información periódica que se necesita acerca de la valoración de los precios en la venta de dicha energía solar en el país.

Este es un proceso un tanto largo para el cliente, además de complicado, por el hecho de que se ve implicado el hecho de darse de alta como un productor eléctrico, así como declarar a Hacienda cada una de estas rentas, y claro, como en general no suele tratarse de un productor grande, esto es algo que no significa un buen retorno para las viviendas, como si sucede con la opción simplificada.

Autoconsumo con compensación simplificada de excedentes

El tipo de autoconsumo con compensación simplificada por excedentes también tiene la capacidad para permitir un vertido a la red de aquellos excedentes que se generan por la energía no consumida.

En este sentido, la principal diferencia con la modalidad anterior radica en el hecho que la comercializadora si va a compensar económicamente al consumidor en su factura de luz por el precio de mercado que determine esta para el cliente.

Esto quiere decir que se va a reducir el coste de la factura gracias a ese descuento que la comercializadora va a realizar, logrando un ahorro muy superior.

¿Qué diferencia a ambas modalidades?

Aquí hacemos un pequeño paréntesis al respecto, y es que debemos diferenciar los conceptos de venta de energía y el de compensación por el vertido de dichos excedentes a la red eléctrica.

Aquí muchos consumidores ven a la compensación económica como una venta de la energía eléctrica restante, pero no es así.

La venta de energía solar fotovoltaica va a depender exclusivamente de las fluctuaciones que tenga el precio en el mercado eléctrico, y posteriormente se le aplicará el 7 % proveniente del Impuesto sobre el Valor de la Producción de Energía Eléctrica (IVPEE).

Aquí el usuario deberá cumplir con le requisito de darse de alta como un productor de energías que son renovables, y claro, va ligado con el punto anterior.

Con respecto a la compensación simplificada por excedentes, esta va a depender del valor que determine la comercializadora, y es muy probable que coincida con el precio actual del mercado eléctrico.

Pero como verás, en este caso se debe consultar directamente con la distribuidora los precios en este aspecto.

¿Cuál es la mejor modalidad de autoconsumo: venta o compensación de excedentes?

Ya en el punto anterior comentamos un poco al respecto, pero en función del tipo de instalación si que va a resultar más rentable la compensación por excedentes en la factura de luz, o bien, la venta de esa energía excedente al comercializadora.

Aquí en todo caso no hay opción mejor que otra, solo es necesario que se evalúe cada caso en particular y así determinar cuál es la mejor modalidad. Por ello a continuación analizamos cada contexto:

Instalación de carácter residencial/empresarial

En el caso de que se trate de instalación de carácter residencial, así como de una empresa pequeña, donde se muestra un consumo de energía más continuo, si que va a resultar más interesante optar por la compensación de excedentes mediante una disminución en el consumo por medio de la factura del servicio de luz.

Esta opción es sin duda la más productiva, y esto se debe al hecho de que los excedentes que se produzcan van a resultar suficientes para hacer una compensación de la energía que se compre.

Pero, si que no tienen toda la capacidad para poder asumir todos esos gastos que significa la venta y poder sacar beneficio de esto.

Instalación de carácter industrial

Aquí entramos a un contexto diferente, y es que, si se trata de una instalación industrial, la cual presenta mayores interrupciones en el consumo de energía, con momentos de parada cada semana (como el fin de semana) o determinados meses (vacaciones o períodos de interrupción de la producción), si que resulta más favorable el caso contrario al ya mencionado.

En este caso, optar por la venta de los excedentes a la comercializadora o también, dar el alta como productor de energía si que son la mejor opción, ya que el contexto industrial si que puede tener una mejor relación en este sentido.

Eso si, es fundamental realizar los cálculos previos a esto, ya que hay que considerar las obligaciones fiscales y tributarias, ya que así se podrá determinar realmente si se va a percibir una compensación final que sea beneficiosa.

Esto lo comento, porque únicamente si se tienen grandes excedentes de energía en la producción del sistema fotovoltaico, es que va a resultar favorable este contexto de venta, pero en la gran mayoría de casos, la compensación si que va a resultar una mejor vía.

Conclusiones al respecto

La venta, al igual que la compensación por excedentes son medidas que dan a entender como el autoconsumo no es algo que en la actualidad esté en proceso de prueba, o una alternativa que puede darse en el futuro, es un completa realidad de la que muchos hogares e industrias están percibiendo sus beneficios todos los meses en sus facturas.

Asimismo, es el mejor camino para contribuir con una rebaja considerable en las emisiones de gases de efecto invernadero como el CO2, logrando esa transición tan necesaria a una ecología sostenible.

Además, es bastante positivo que ya la legislación española se está acoplando a esta realidad, ofreciendo condiciones favorables y fomentando al autoconsumo fotovoltaico.

Del mismo modo, el mensaje final es claro, ambas modalidades son positivas y tienen sus beneficios, sólo que es necesario evaluar si el contexto de autoconsumo se verá favorecido en cada caso.